¿Por qué ronronean los gatos?

ronroneo-gato-e1559123823537-150x150 ¿Por qué ronronean los gatos?

Esta es, seguramente, una de las preguntas de más difícil respuesta en lo referido al comportamiento felino.

Lo cierto es que los gatos pueden ronronear en prácticamente cualquier situación, desde los momentos en que están a felices y contentos hasta, incluso, momentos antes de morir.

Algunos autores han equiparado el ronroneo con la sonrisa humana, en el sentido de que al igual que las personas pueden sonreír cuando están contentas pero también cuando tienen miedo (la risa nerviosa) o cuando quieren algo de alguien. Los gatos tienden a ronronear más en situaciones similares. Quizá esta visión puede parecer que se ajusta más a la realidad.

El hecho que los gatos ronroneen en una situación tan desagradable o estresante como la muerte inminente se ha asociado a un estado de euforia, seguramente originado por la liberación de endorfinas (moléculas de la felicidad) y se ha comprobado que se trata de un proceso que experimentan los enfermos terminales.

Según algunos expertos en conducta gatuna, la función del ronroneo sería “informar” a otro individuo de que el animal que lo realiza no es ninguna amenaza.

Por último, una teoría formulada recientemente hace referencia al papel curativo del ronroneo. Esta teoría se basa en que los gatos ronronean a una frecuencia de entre 25 y 150 Hz y algunos autores han establecido que la utilización de sonidos con dichas frecuencias, especialmente las más bajas del rango, con fines terapéuticos se relaciona con un aumento de la densidad ósea, así como con una mejoría de la reparación de los tendones y en la curación de las heridas, entre otros.

El ronroneo sería, por tanto, como una especie de mecanismo curativo interno que permitiría al animal mantener la densidad de sus huesos y la funcionalidad de los tendones y los músculos durante los largos períodos de descanso que tienen. Por el momento sólo es una teoría y todavía queda mucho para poder demostrar esta capacidad del ronroneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *